Perrita Que Perdió A Sus Bebés Adopta A Una Camada Huérfana.

Cuando un bebé llega a nuestra vida nos sentimos la persona más afortunada y feliz del mundo, y eso también pasa con los animales. Por ejemplo una mamá leona amamanta a todo los cachorros sin importar que no sean de ella. Una mamá leopardo oculta a sus cachorros en guaridas diferentes para protegerlos de los depredadores.

El amor de una madre por sus hijos es realmente único y extraordinario. Pero muchas veces la vida en el reino animal puede ser muy cruel y triste. En ocasiones una mamá puede perder a todos sus cachorros y seguir con su vida. Pero eso no fue lo que paso a Pepper, una perrita que vive con su familia en Minnesota, Estados Unidos.

Pepper tuvo graves complicaciones en el parto y lamentablemente todos los hermosos cachorros que llegaron a este mundo perdieron la vida. Sus dueños comentaron que Pepper se puso muy triste por esa pérdida. Era obvio que estaba deprimida, por la desilusión de no haber podido ser madre.

Pero lo que esta perrita desconsolada no se esperaba, es que cercas de su estado unos cachorros sufrían una situación que le podían dar la oportunidad a Pepper de ser madre.

Un refugio de animales notificó que una camada de perritos tuvo un parto muy difícil y la madre no pudo sobrevivir. Los cachorritos nacieron muy sanos. Y aunque es muy probable que pudieran sobrevivir sin una mamá, los dueños empezaron a buscar una mama que los pudiera cuidar y amamantar.

Se empezaron a turnar para que los cachorritos pudieran tener alimento las 24 horas del día. Y aunque podían seguir trabajando así con ellos, sabían que lo mejor era buscar una madre sustituta.

Hasta este punto ya teníamos dos historias muy lamentables, pero eso estaba apunto de cambiar. La esperanza de poder tener una familia estaba más cerca que nunca. Personal del refugio hizo todo lo posible por encontrar a una madre adoptiva, y entonces conocieron a Pepper.

“Cuando llegó a nuestra casa, la llevamos a la sala de cachorros, e inmediatamente se sentó junto a la camada. Empecé a colocar a los cachorros a su alrededor, y ella se tumbó. Y los cachorros cojeaban instintivamente hacia ella y empezaron a amamantar”, comento Lexi Johnson, la madre de acogida y voluntaria de Ruff Start Rescue.

Pepper terminó por tener una familia a la que podrá alimentar y ver crecer.

“Todos los bebés estaban prosperando con sus humanos, pero el mejor lugar para ellos es con una mamá que no solo puede darles una buena leche, sino también enseñarles cosas para perros, comportamientos que nosotros, como humanos, no podemos".

Los cachorritos y su nueva madre están progresando muy bien. Y se espera que pronto todos puedan encontrar un nuevo hogar.

Publicar un comentario

0 Comentarios