Mujer adopta una perrita grande y descubre que es su mascota que perdió cuando apenas era una niña

 

En este articulo de Mascota Educativa conocerás una historia muy especial de una perrita que se encontró con su dueña muchos años después.

La vida es realmente increíble, a veces la forma en que une a las personas y las mascotas después de un tiempo perdido, puede ser muy emotivo.

Nicole Grimes creció como hija única. Como resultado, cuando tenía 10 años cuando su abuela le regaló el regalo de cumpleaños soñado de todos los niños: una hermosa cachorrita.

Nicole y su perrita, que es una cruz de Pomerania-Caniche, pasaron 4 años juntas como las mejores compañeras.

Lamentablemente, las cosas cambiaron  drásticamente después de que el padre de Nicole encontró otro empleo. Ahora su nuevo trabajo sería en casa y tendría que estar en un ambiente tranquilo, donde no hubiera algún tipo de distracciones, y esto incluía los ladridos.

Debido a esto, cuando Nicole tenía 14 años, su padre dejó a su amada perrita, Chloe, en la Sociedad Humanitaria del Área de Washington. Fue desgarrador para Nicole y Chloe.

8 años después, Nicole estaba en Facebook, cuando notó algunos comentarios sobre un perro mayor que estaba en adopción. El perro era una mezcla de Pomerania y Caniche y se llamaba Chloe. Además, tenía 11 años, la misma edad que habría tenido Chloe de Nicole en ese momento.

Incapaz de sacudirse una cierta sensación de que está podría ser la perrita a la que se vio obligada abandonar a los 14 años, Nicole fue a buscar a la perrita. Cuando se conocieron, Chloe lamió la cara de Nicole como solía hacerlo en el día, y Nicole estaba convencida de que era su Chloe.

A pesar de esto, su familia se mostró escéptica, por lo que llevaron a Chloe al veterinario para que la escaneara en busca de un microchip, y resultó ser la Chloe que se entregó al refugio 8 años antes.

Hoy, Nicole está casada y ah empezado a formar su propia familia, ya que tiene una hija propia de 4 meses.

Está agradecida por la segunda oportunidad con Chloe, especialmente porque la abuela que le regaló la mascota especial falleció 3 años antes. Nicole ahora está recuperando el tiempo perdido con Chloe, y no puede esperar a que su propia hija sea la mejor amiga de su perrita de la infancia.


Publicar un comentario

0 Comentarios